LAS CONDUCTAS JUVENILES

LAS CONDUCTAS JUVENILES

La vida de los adolescentes, esa gama de edad que ocupa la ESO y el Bachillerato y al menos los Módulos Profesionales 1 y 2, es complicada. Siempre lo ha sido. Es el paso entre “ver el mundo” y “ser” una parte específica” de ese mundo, por decirlo de un modo sencillo.

Ocurre que ese paso se hace “por ensayo y error” y requiere de un escenario en el que cobran especial importancia los “iguales”, por encima de los profesores, los padres, las normas y quien se interponga en el camino, porque para “ser” un ser específico hay que distinguirse de los demás y eso solo puede hacerse “ante los demás” y comprobando los límites de las normas.

Pero ocurre también que, hasta ese momento al menos o no ha habido normas o se se le han exigido y, en todo caso, los padres les han amparado, pero ahora las relaciones se han complicado, primero porque las conductas de esos jóvenes van adquiriendo requerimientos adultos, son más atrevidas y más peligrosas, aparte de que abarcan todo el espectro del comportamiento y proyección de los jóvenes.clase

Quien haya trabajado con adolescentes saben lo complicadas que son las actitudes y los problemas de esos jóvenes en los centros, más allá incluso de su propia aula. Es difícil mantener el funcionamiento del aula (todos o casi todos quieren distinguirse o buscar la atención del profesor o ambas cosas), lo angustioso que se hace lograr que las tareas de aprendizaje se desarrollen con normalidad, que las relaciones con los compañeros y con el profesor sean “mínimamente” respetuosas. Las actitudes de respeto, de orden, de acatamiento al profesor…han desaparecido, a la vez que el esfuerzo, la disciplina, el autocontrol o la visión positiva hacia el centro, las normas de convivencia o los contenidos a estudiar.

Es la edad del “botellón” y sus consecuencias. Véanse algunos datos, que pueden completarse en  (http://www.20minutos.es/noticia/2918300/0/mas-de-37000-menores-beben-a-diario-en-espana-medio-millon-emborrachados-ultimo-es/)

  • Más de 37.000 menores de 14 a 18 años beben alcohol a diario
  • Más de un millón de jóvenes de esas edades han hecho “botellón” durante este mismo año.
  • Unos 480.000 jóvenes se han emborrachado en el último mes

Y eso sin meternos con otras conductas: Bulling, violencia sexual, etc. Existe una entidad:, la FAD (Fundación de Ayuda a la Drogadiccatentoos-a-la-explicacionión)( http://www.fad.es) que servirá para completar el cuadro que intentamos pintar, aunque sea con trazo grueso.

Estas palabras son solo unas pinceladas, que nos dicen que hay que conseguir una movilización social que frene ese tipo de conductas (aunque ello implique dotar a las ciudades de lugares especiales para el esparcimiento de los jóvenes de estas edades), de tal modo que de verdad se pueda frenar un fenómeno de extrema gravedad que repercutirá cada vez más en la convivencia social en general.

Las acciones necesarias para cambiar este estado de cosas no están en la escuela solamente, está en los padres, que no vigilan ni corrigen, está en los que representan la autoridad social, están en las normas que nos hemos dado y en los modelos que ponemos ante nuestros jóvenes. Está en la sociedad toda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s