MÁS SORPRESAS

MÁS SORPRESAS

Ayer titulaba mi entrada “De sorpresa en sorpresa”, hoy tendría que tener a mano alguna expresión más gruesa, porque lo insólito deja de serlo de un modo tan rápido que es normal que los mortales acabemos saturados y no nos veamos afectados por nada.

Por un lado está el atentado de Berlín, que no tiene nombre ni apellidos, pero que es un aviso a navegantes (europeos fundamentalmente). Mientras se aprieta (rusos, sirios y kurdos más los EE.UU que están en todos los guisos de este tipo) en el territorio, más amenazados estamos los de fuera. No es que justifique nada, por dios, solo es un pensamiento que pongo por escrito. El integrismo, los integrismos, porque  en estos momentos hay varios en juego, es lo que tienen, unos efectos colaterales muy fastidiados (algunos ya comentados en estas entradas) y deja heridas de muy largo recorrido y muy mala curación..

Divulgación

Me ha dejado fuera de juego el mensaje en Twitter del herido español (de pasaporte) en ese atentado: “Os metéis España por el culo” y otros lindezas por el estilo no parece ser un modo de representar el sentir de todos y el dolor que estos atentados produce. Pero… tiene que haber de todo.

Hay que tranquilizarse, al menos mientras peguemos pedradas en una ciudad, porque según un juzgado de Madrid, que ha absuelto a un manifestante que apedreó a la policía, en Madrid no hay piedras. En otra época se llevaban las piedras en la mochila (o zurrón, que era lo que se llevaba) y la honda o el “tirachinas” en el bolsillo, pero no colaba ese razonamiento. ¿De dónde habrán salido estos jueces? ¿Habrá una encubadora especial para ellos?

Eso que digo pasaba en la Universidad Complutense de Madrid, pero, claro, ahora, hasta el rector puede copiar en otra de Madrid, sin que ese hecho avergüence a nadie, sin que nadie se mueva… ¡Mira que están cambiando las cosas! ¡Y aún hay profesores que suspenden a sus alumnos por copiar! No sé cómo se aguanta tamaña injusticia. Lo malo es que no ha habido apenas respuesta institucional y eso es lo más grave.

Pero no todo puede ser malo. El amigo y compañero durante muchos años, Eudald Carbonell, acaba de publicar un nuevo libro (La aventura de la Vida de Edt. La Galera). En una entrevista que publica el Digital El Español dice  que “Ser arqueólogo es el mayor error que he cometido en mi vida”, pero hace de Darwin el personaje central de su libro y del barco “Beagle” su escenario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s