EN CAMISA DE ONCE BARAS

EN CAMISA DE ONCE BARAS

Los progenitores de todo tipo andan a la greña con los “deberes escolares”. Lo primero que me viene a la cabeza, después de 48 años de ejercer la docencia, es que no les importa nada la educación de sus hijos, sino que, para evitar discusiones, son ellos los que tienen eso DEBERES. No lo puedo entender de otra manera, salvo en contadas excepciones (que de todo hay).

¿Ese es el problema de nuestro sistema educativo? Hay otro,  solapado, los progenitores no quieren PRUEBAS DE NINGÚN TIPO, ni pruebas de control (que serían algo así com los análisis de los médicos para establecer el estado general de un aquejado de algo), ni reválidas (que sería como los diagnósticos en profundidad una vez detectado algo) ni, por supuesto, selectividad, porque todos, fíjense, TODOS están PREPARADOS PARA TODO.

Yo no me puedo imaginar en una Facultad de Arte, ni en un conservatorio de música… tendrían que hacerme de nuevo para dar. no el nivel mínimo, sino el vocabulario para entender algo. Pero hoy sí, hoy, con ese invento de las inteligencias múltiples, diversas, profusas, confusas, difusas y de todos, hay para eso y para más.niño leyendo

Soy consciente de que ambas cosas podrían evitarse (controles, reválidas…), pero habría que hacer TODAS las cosas de otra manera. Y cuando digo TODAS me refiero hasta las relaciones progenitores e hijos, ambiente social, autoridad de los profesores, selección de profesores….

Mientras, aguantamos (los profesores quiero decir) la violencia en las aulas, a manos de alumnos conflictivos que no respetan a los que destacan en lo que sea. Para ello proponen soluciones curiosas, una es es el NEGACIONISMO (siempre ha habido de eso y no ha pasado nada -olvidando que nunca ha habido de eso con medios como internet-) y otra es el PESIMISMO, divulgado como REALISMO PEDAGÓGICO (el alumnado es como es y tiene que pasar por esas cosas). Pero las cosas provocan suicidios, comas y muertes etílicas a edades no lógicas….

Y es que el aula, cualquier aula, es una de las construcciones sociales más complejas que existen, lo que nos viene a decir que controlar el aula es importante, entre otras cosas porque en un aula sin control no puede haber aprendizaje.

Nos olvidamos que para que la cosa educativa funcione han de estar a una profesores, equipos directivos, familias y entornos y asumir unas normas valores claros, explícitos y exigibles.honestidad

Efectivamente quizá haya que hacerlo desde el realismo educativo, en el sentido que hay que comenzar por identificar problemas reales y ofreciendo soluciones factibles y lógicas, porque se oye y se lee cada cosa que asusta.

Debe haber EQUILIBRIO METODOLÓGICO (que se está perdiendo ante las modas y los snobismos), porque e el aula es compleja y necesita del planteamientos basados en la  multivariedad metodológica, no de modas.

Y para los más modernos: LA COMPLEJIDAD DE LA TAREA EDUCADORA NO PERMITE LA COMPLETA VIRTUAIZACIÓN, necesita de docentes, como comunicadores y motivadores.

OTRO DÍA MÁS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s