VAYA TROPA

Hay algunos especímenes (tradúzcase  en su estricto sentido lingüístico como “Muestras, modelos, ejemplares, normalmente con las características de su especie muy bien definidas”) difíciles de clasificar, no ya de entender.

Por ejemplo, ¿de dónde viene la rabia, los deseos de venganza, el odio y la mala leche de individuos -especímenes- de alrededor de 30 años?. Supongo que han ido almacenando todo ese elenco de “gracias” durante esos treinta y pocos años, pero que la han tomado a dosis excesivas. Han vivido en paz, han podido estudiar, han gozado de una situación digamos que “pasable”… ¿qué han hecho con ellos sus padres, amigos, vecinos, maestros, medios de comunicación? ¿de dónde tanta frustración?.

No es extraño que no hayan tenido tiempo de estudiar (al menos lo suficiente y necesario) y que lo poco que les ha quedado de lo oído o visto (que no estudiando) lo han interpretado a su manera. Se han quedado en meros “títeres” (es una hipótesis) en manos de otros con una neurona más.9746_wpm_hires

No se extrañe nadie que se equivoquen en sus decisiones, no ven la realidad (ni la saben leer), como lo demuestra la gran jugada de un tal Garzón que es capaz de dilapidar la larga y muchas veces heroica trayectoria de lo que antiguamente fue el Partido Comunista y que va teniendo más nombres que padres. Ni que un tal Sánchez diga ahora (a un año vista) que se equivocó al llamar populistas a la amalgama que anida dentro de eso que se denomina “Podemos” (pero ni sabemos, ni queremos, aunque chillamos e insultamos lo que haga falta y un poco más).

Qué romántico suena ahora eso de “el poder para el pueblo”, “la política de base”, “los círculos”… son como los globos de colores para los compañeros de la misma escuela. Bonitos por fuera y vacíos por dentro. Globos acompañados de frases hechas, que no dicen nada, pero que son como  una letanía inacabada.

Y me falta el alumno, pupilo y charnego él (son sus palabras) del “oso gruñón” de Tardá y por apellido Rufíán. Supongo que, como nuevo converso tiene que ganarse el puesto y hacer que el mentor le de una palmada en la espalda, en caso contrario… su lugar es otro.

Hemos de volver a las “formas” y a los “fondos” (actitudes, valores, educación, razones, argumentos al …. saber), porque el problema no es tanto que nos representen esos u otros, sino que lo hacen sin el más mínimo decoro y al hacerlo así, nos están insultado a todos, porque, quieran o no, cuando un rpolítico entra en la Cámara de Diputados representa a toda una sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s