EL “ALMA” DE LA UNIVERSIDAD

La opinión “publicada” ha calado en la opinión pública y hemos caído en discutir y proponer soluciones no solo parciales, sino fuera de lo que es el ”alma” de la universidad. La universidad ha de formar a los alumnos. Esa es su esencia Es cierto que ha de hacerlo de acuerdo a los tiempos que se viven, pero en el eje central ha de se ese, completada esa formación ahora con el dominio de la tecnología y la alfabetización cultural, dando a todos los saberes un carácter flexible y abierto, quizá a través de la resolución de problemas y contando con la TUTORÍA “on-line” abierta a todos los profesores, de acuerdo con los problema a resolver o atender.

No se puede decir que un ranking sea malo (puede serlo, lo mismo que puede ser bueno), pero eso o el grado de empleabilidad o de dotación económica de los egresados no pueden ser los únicos temas para solucionar la universidad.

Cuando se dice que la universidad ha de formar a los alumnos estamos haciendo mención a que se debe preparar para una profesión (en el sentido amplio que hoy se define las profesiones), pero también para la vida y definir eso de un modo taxativo no esta en manos de ningún gurú de esos que predican en los foros (deinteligenciamasiados) que se programan. Estamos hablando de conocimientos, pero también de actitudes y de valores, de ideología, esto es, de una concepción de mundo, la vida, el trabajo y el ser humano, acciones que no pueden encerrarse solamente en competencias.. Estamos hablando también de que la universidad no puede estar sola en esa tarea: los mass.media, el prestigio, la opinión social…, la política socia y económica… deben estar en esa misma honda.

¿Cómo animamos a un alumno a que estudie y resuelva problemas, a crear y resolver nuevos problemas y ser buena persona y buen profesional si luego el mundo empresarial le va a contratar por mil € y a despreciar lo que hace?.

Es cierto que la universidad debe cambiar (por cierto: con pocos medios o ninguno y con algunas reticencias). Hoy no se puede tener una institución funcionando como la estructuró Napoleón (entiéndase, en la época de Napoleón). Nada es como entonces. Ni la ciencia, ni la vida, ni el mundo, ni los requerimientos ni el trabajo… son los mismos. Pero….hay que hacerlo con criterio, con eso tan de moda que se llama “hoja de ruta”.

Al respecto no me puedo resistir a poner en evidencia un hecho: Los Departamento Universitarios (que acogen profesores del mismo ámbito de conocimiento) existen también en las Enseñanzas Medias. En ambos casos hay una dirección que es pagada con un descuento en las horas de docencia a cambio de tus tareas (no pocas en el caso de la Universidad). Pues bien, en los centros de EE.MM existen esos departamentos aunque haya un solo profesor o dos del mismo ámbito de conocimientos, mientras que en la Universidad estamos siendo 100, pero solo dilapida dinero a universidad. Que alguien (con tiempo y ganas) haga cuentas).

Otro ejemplo: Más arriba hemos indicado la necesidad de formar tecnológicamente a nuestros alumnos (lo cual es común a las Enseñanzas Medias y a la Universidad). Pues bien, a los centros de EE.MM SE LES DOTA de material, en la universidad tienes que participar en concursos, gastar dinero propio….

Nuestra universidad es pobre, pero es DIGNA y EFICIENTE (véanse los rankings), pero debe cambiar y ser mejor, aunque sin poder su RAZÓN DE SER:  F O R M A R.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s