LO LLEVAMOS CLARO CON LA EDUCACIÓN

A veces se hace necesario echar una mirada alrededor para mirar lo que está pasando en el mundo de la Educación, porque las más de las veces nos quedamos con el ruido de las campanas sin saber si repican a gloria o a difuntos. Y en este galimatías de mundo en el que hemos convertido el territorio político en el que vivimos eso es especialmente importante.

Lo es porque en la práctica hemos creado 17 sistemas educativos, enrevesados y de difícil armonización (digan lo que digan los políticos de turno), algunos hasta “ocultos” a la luz pública [1]; lo es por las profusas y confusas reacciones ante todo intento de cambio (no siempre apoyando las reacciones con justificaciones racionales, sino por simples “imperativos glandulares”).

Veamos qué ha dado de sí la última semana.Einstein-ESTUPIDEZ-567x410

El País del día 6 nos dice que arranca sin consenso la semana de movilizaciones de la escuela pública”. Sabemos que esas movilizaciones han sido promovidas por padres, estudiantes y sindicatos de profesores y que luego se han unido a ellas al menos los estudiantes de la Universidad. Pues eso, que el tema es tan claro que si se lee la información pareciera la respuesta a 100 cuestiones diferentes y sin denominador común, si exceptuamos que “hay que protestar”.

En las Islas Baleares el gobierno regional aprobó una reforma que proponía un nuevo proyecto lingüístico. Esa reforma ha sido retirada por instancias judiciales, después de no pocas protestas del sector, pues bien, a estas horas siguen sin acuerdo los centros y las autoridades, de tal modo que es noticia que 25 centros (véase bien: 25) ya han vuelto al anterior planteamiento, como puede verse en ARA DIARI del 6 de octubre. Eso se llama “consenso educativo en busca de formar bien a los ciudadanos”, digo yo.

A la vez la administración de esa misma comunidad envía instrucciones a los centros parece ser que para no ser acusada de “prevaricación”: “olé mis gónadas”. Eso es buen ejemplo para los nuevos ciudadanos: se les enseña de pequeñitos a no cumplir leyes o a hacerlo como les de la gana. Y es que unos y otros lo hacemos bien.

El País Vasco (como puede verse en El País de 7 de octubre) logró un acuerdo para la aplicación de la LOMCE y, al menos desde la visión de los políticos, eso ha hecho que el curso escolar haya comenzado con tranquilidad (no se dice para quién)

Para variar: El Periódico Mediterráneo del 6 de octubre recoge que el 41% de los inmigrantes deja los estudios al finalizar la ESO (el 38% de mujeres y el 44% de hombres) y el 23,5 de ellos sin haberla superado. ¿No hay para una reflexión al respecto en vez de tanta palabrería interesada y alejada de la esencia de la educación?.

Me ha llamado la atención que el Presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de España (CEAPA) asegure con contundencia y supongo que tras un concienzudo análisis que “la Ley Wert no tiene un solo artículo que mejore absolutamente nada”. Así lo dice en Aragón Digital del 6 de octubre, pero, eso s-i, sin ningún argumento.

Otro día, más.

 

[1] En una recientísima investigación sobre el tratamiento a la diversidad en las diferentes Comunidades Autónomas del Estado se ha podido constatar este extremo y aún otros que mejor no mencionar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s