LA “RED” DE LA “RED”

Da miedo últimamente enfrentarse a tanta información sobre la tecnologías de la información. Abundan tanto, son tan “profusas, confusas y difusas” que uno se marea, acaba “en-redado” en los temas de red y… deseando huir de ella. Cada uno inventa un término (propio o por traducción libre del inglés), las más de las veces sin saber que existe ya en la didáctica. Cada uno campa a su aire, intentando ser el más moderno… pero desconociendo, desde la sabiduría de su conocimiento tecnológico, que el proceso de enseñar y aprender tiene detrás un potente, asentado y serio recorrido.

No hay forma de sumar, de poner en común, de hallar la intersección de tanta aportación, porque carecen de un común donominador. Me explico, el referente es la TECNOLOGÍA, cuando tendría que tener también el referente de la enseñanza y del aprendizaje.

Al final uno se pierde, se desilusiona… acaba sin saber el sentido de lo que hace, de lo que construye, de lo que piensa… sobre las TIC y la enseñanza.

Es como si, en un campo, cada uno se dedicara a construir su trinchera y desde ella contemplara el mundo diciendo “aquí estoy yo”, sin importar dónde mira, en qué lugar está esa trinchera o qué hace en ella.

Desde esa postura parece que importa poco argumentar, construir… solo señalar la posición. Con lo que los malentendidos, las falsas expectativas… son enormes.

Todo porque LO EDUCATIVO SE OBVIA, solo parece tener importancia lo TECNOLOGICO, estar a la última, ser más moderno que nadie.

Y si alguien lo duda que haga un recorrido por los Blogs, por las webs, por los espacios de discusión al respecto…, por los premios, por la infinidad de reuniones pseudocientíficas y cuasi mundiales al respecto. Es de locos.

La trinchera nos hace individualistas, además… hasta el punto de despreciar desde ella la posición de los demás… y nos hace parciales, no nos fijamos cómo se ha ido o como se va construyendo el cambio, la inclusión de los nuevos medios.

Las tecnologías y los posicionamientos ante ella desde el mundo educativo tienen dos caras, como todo en la vida, ni todo es positivo ni todo es negativo… y hemos de ver claro de qué va la cosa para poder construir.

Desde ese planteamiento ¿cómo juzgar el que cada CC.AA tenga su “plan” tecnológico? ¿cómo analizar las acciones de los múltiples grupos que bocean en cada esquina su producto? ¿cómo mirar y juzgar los diversos escaparates (congresos, por ejemplos) que nos intentan mostrar los últimos gritos de la moda?

Hay mucha subjetividad, mucha prisa… poca socialización y poca ciencia.

La tecnología de la información, como toda tecnología, ayuda mucho en algunas cosas, soluciona algún problema… pero nos genera otros ¿se han parado a pensarlo los vendedores que las usan en el mundo educativo?

La tecnología nos debe hacer cambiar, es cierto, ¿pero qué? ¿por qué? ¿hacia dónde?, etc.

Hoy prima el discurso de los “iniciados” que, como “nuevos brujos”, recorren el poblado de la educación sin más argumentos que la campanilla que les acompaña… Hay que reflexionar más, sostener más, saber más… antes de acumular más “ferralla” en el sistema educativo, antes de generar más “brechas”. No podemos ser ahora rehenes de tanto “albañil” de la tecnología.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s