Vacas flacas

Toda los ciudadanos somos de que “pintan bastos” en nuestra economía ( y no por culpa de los ciudadanos de a pié, precisamente) y de que “hay que apretarse el cinturón” sin más remedio. En ese clima llama la atención cómo son presentados los recortes presupuestarios y cómo, los “voceros” oficiales DISFRAZAN las cosas.

Un ejemplo: El el diario La Vanguardia (conocido como el periódico gratuito más caro del mundo: cuenta con subvención y se reparte gratis por doquier) de ayer, 4 de abril. se da cuenta de los siguiente:

Las universidades deberán reducir un 5% la plantilla de profesores este curso

 

Los campus no podrán cubrir jubilaciones ni bajas y prescindirán de profesores eventuales. Algunos centros plantean más horas de docencia y menos de investigación para cubrir las clases

Las universidades públicas catalanas deberán reducir un 5% la plantilla de personal docente e investigador (PDI) este curso. La secretaría de Universitats i Recerca ha trasladado esta medida a los rectores y gerentes para hacer frente al recorte de más de 140 millones de euros que prepara en su presupuesto. “Hemos pedido a las universidades que intenten reducir el capítulo uno – el referente a las plantillas de PDI y de personal de administración y servicio-lo máximo posible, siempre teniendo en cuenta su situación específica”, indican fuentes de Universitats.

La verdad es que las Universidades Catalanas deberán reducir sus presupuestos entre un 16 y un 17% (la mía un 16,65%) más una cantidad lineal añadida (en el caso de mi Universidad esa cantidad es de 12 millones de euros), lo que para nada tiene que ver con el 5% de la plantilla del profesorado ni con medidas coyunturales, sino con la esencia misma de la universidad, en la medida en que esas cantidades hacen recortar personal, servicios, ayudas, perspectivas, obras, mejoras… TODO. Y claro que la universidad no puede ser privilegiada (ni lo es -privilegiada- ni puede serlo cuando la sociedad está en las condiciones en que está…, pero está recibiendo las dotaciones presupuestarias por años vencidos (uno o dos, según los casos) y con promesas (no con dinero líquido) y eso no es la base para planificar, ni para cumplir con los objetivos que la sociedad exige de la universidad. No estaría de más que alguna vez los políticos y sus voceros explicaran a los ciudadanos las cosas como es debido, no con medias verdades (que son medias mentiras, a la vez) y que los periodistas se ganaran de paso el nombre de profesionales y no el de simples recaderos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s