Paradojas personales: LA ESPERANZA

Aristóteles decía: “La esperanza es el sueño del hombre despierto“. Bien. Hay sueños mientras se duerme que no cuestan nada, que vienen solos y otros que cuestan y valen más, que surgen cuando pensamos, en la vigilia. Ya no tengo de eso. Se me acabó el soñar despierto.
Pero, por otra parte, otra gran figura, como W. Shakespeare, decía: “El desdichado no tiene otra medicina que la esperanza“. ¿Querrá esto decir que mi situación es tan deprimente que ya no soy ni desdichado siquiera?, porque el caso es que parece que me he negado hasta la medicina  por faltarme hasta el soñar despierto.

Es otra de mis paradojas de vida
Anuncios

Un comentario en “Paradojas personales: LA ESPERANZA

  1. “La esperanza no es ni realidad ni quimera. Es como los caminos de la Tierra: sobre la Tierra no había caminos; han sido hechos por el gran número de transeúntes”.
    Lu Xun (1881-1936) Escritor chino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s