ALGO SE MUEVE

La prensa recoge estos días un sinfín de noticias alrededor de la “violencia”. Ni creo que sea conveniente repasar todo ni creo que merezca la pena, pues todos pueden ser conocedores del tema a través de la prensa. A pesar de todo me apetece recoger algunas cuestiones que tienen, a mi entender, un denominador común: indican que ALGO SE MUEVE en la dirección de que parece que vamos estando más concienzados del tema.

El primer apunte viene de Castilla y León. La noticia dice: La Casa de los Picos de Valladolid acoge desde ayer (5 de agosto) y hasta el próximo 26 de agosto la muestra fotográfica ‘Desde dentro’, una iniciativa que se enmarca en la campaña de sensibilización para prevenir el maltrato. Se trata de una exposición que recoge 17 imágenes de gran formato, cada una de ellas definida con una sola palabra y acompañada por un texto alusivo a la violencia machista, escrito en primera persona. Y es que de algún modo se trata de representar distintos ámbitos en los que se puede ejercer un maltrato físico sobre la mujer, no únicamente el de la violencia familiar, sino también en otros colectivos como el de las mujeres soldado, la inmigración ilegal, la trata de blancas o la dependencia económica de la mujer en el medio rural. Además, la exposición hace un recorrido por otros aspectos que afectan a la integridad física y psíquica de la mujer como la soledad, la ablación, el miedo o la pobreza, etc.

Los otras apuntes que quiero mencionar pueden verse en EUROPAPRESS y en diferentes medios. Veamos.

  • 1. La diputada de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso de los Diputados, Rosa Díez, ha culpado al Ministerio de Igualdad de “eludir responsabilidades” en materia de malos tratos a mujeres, en lugar de dar “más instrumentos” a los jueces, Policía o instituciones, para el desarrollo efectivo de la Ley Integral contra la Violencia de Género. Díez ha criticado que el delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, dijera que no todas las mujeres en alto riesgo cuentan con el dispositivo GPS, que deben autorizar los jueces.
  • 2. Por su parte, el delegado del Gobierno para Violencia de Género, Miguel Lorente, ha aclarado a Europa Press que las mujeres maltratadas en situación de riesgo extremo “siguen estando protegidas pese a no llevar las pulseras”, ya que existe un ‘contexto de seguridad’ con otros mecanismos “como el seguimiento policial, la teleasistencia o la teleprotección por teléfono móvil”
  • 3. A su vez, portavoces de sindicatos policiales han advertido, en declaraciones a Europa Press, que “no tienen medios suficientes para garantizar la protección, de forma individualizada”, de las mujeres en situación de “riesgo extremo”, que superan los 500 casos, según el Ministerio de Igualdad, y apuestan por “equipos multidisciplinares” que agilicen los trámites y faciliten la valoración real del riesgo “desde el primer momento”.
  • 4. El presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Jesús Chamorro Valdés, ha acusado al Ministerio de Igualdad de poner a los jueces “en el punto de mira” con críticas “infundadas” hacia su labor contra la violencia de género.
  • 5. La presidenta del Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Inmaculada Montalbán, ha afirmado que trabajará para “acelerar los informes periciales”, tal y como contempla la Ley Integral contra la Violencia de Género, “facilitando”, de esta forma, la correcta valoración de riesgo de los jueces, que permita la imposición de brazaletes.
  • 6. El PSOE ha pedido a las víctimas de violencia de género que denuncien las agresiones y “confíen en el sistema”, mientras que el Partido Popular (PP) ha calificado de “preocupante” el balance del primer semestre de 2010, con 33 mujeres muertas (y 42 hasta el 4 de agosto), un 26 por ciento más que hace un año, al tiempo que Izquierda Unida (IU) ha criticado que la norma se centre en lo judicial y trate de forma “muy deficiente” otro tipo de medidas.
  • 7. Por último, no quisiera olvidarme de esta otra noticia que informa de que el número de españoles que confía en la educación para atajar la violencia de género desciende, mientras que crece el número de quienes optarían por endurecer las penas o publicar listas públicas de los maltratadores, según pone de manifiesto una encuesta sobre datos de percepción de la sociedad realizada entre 2.000 personas y presentada por el Ministerio de Igualdad.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s