El terrorismo doméstico y los olvidados

A estas alturas del año ya hemos batido el récord de muertes por violencia de género desde que existe la ley de Igualdad. Ya ha habido 31 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas.

Parece que estuvieran sirviendo de poco las medidas tomadas, sobre todo si se consideran algunas cuestiones paralelas, por ejemplo el hecho de que sólo 5 de esas 31 mujeres habían denunciado previamente a su presunto agresor (bueno, 4 para ser justos, porque una de ellas, que le denunció, retiró la denuncia, supongo que presionado por su pareja, además). Otro dato que abunda en mi preocupación es que dos tercios de esas mujeres (20 de ellas) SEGUÍAN CONVIVIENDO EN PAREJA.

La prensa se hace eco de los datos y analiza los datos acumulados estos años. Pero yo sigo preocupado. He anotado que sólo 4 habían denunciado el comportamiento de sus parejas, esas que, a la postre, acabaron siendo sus verdugos, pero es que TRES de ellas TENÍAN MEDIDAS DE PROTECCIÓN (¿de protección?… pues vaya protección).

Esas mujeres asesinadas tenían entre 21 y 64 años (amplia “horquilla” de edad –que se dice ahora-) y 19 eran españolas y 12 no, mientras que de los PRESUNTOS, 17 eran oriundos de aquí y 14 de fuera.

No logro establecer alguna conclusión de estos datos, pero supongo que algunas se pueden establecer, por más que no las haga ahora. Diré que, en principio, lo que parece más grave es el hecho de que haya habido tan pocas denuncias previas (aunque, por lo visto, no sirva de mucho).

Pero detrás de esto que he enunciado hasta aquí hay algo más que me lacera el alma. En 2006 Un estudio elaborado por UNICEF, Body Shop y el Secretario General de Naciones Unidas afirmaba ya que en España había al menos 188.000 niños afectados por la violencia en el hogar, cifra que llegaba entonces a los 275 millones en todo el mundo. Dicho informe apareció bajo en acertado título de: ‘Tras las puertas cerradas: el impacto de la violencia de pareja en los niños y niñas‘. Pues bien, hoy son no menos de 210.000 los niños que es España viven afectados por esa VIOLENCIA EN EL HOGAR, aunque para la prensa y para las leyes sigan siendo menos importantes que esas 31 mujeres de las que he dejado constancia. Para el público y las autoridades esos 200.000 niños siguen quedándose detrás de las puertas, siguen siendo los OLVIDADOS.

Pero no nos llamemos a engaño, o hacemos algo… o, dentro de poco, habremos “fabricado” muchos cientos de miles de VIOLENTOS.
Después de dejar la entrada se que ya son 32.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s